La Lacónica Decisión de la Corte Suprema Deja en el Limbo a una Comunidad de Inmigrantes

Thu, 06/23/2016 - 18:06 -- ruth.mcchesney

“La sentencia es afirmada por una Corte dividida por igual.” Hoy, El Tribunal Supremo de Los Estados Unidos emitió una decisión decepcionante sosteniendo la orden judicial en todo el país contra la acción diferida del gobierno de Obama para el programa de Responsabilidades de los padres (DAPA). DAPA, que fue creado por una orden ejecutiva emitida por el Presidente Obama el 20 de noviembre de 2014, la cual proporcionaría beneficios de inmigración a aproximadamente cinco millones de inmigrantes indocumentados que tienen hijos ciudadanos o residentes permanentes de los Estados Unidos, que han vivido en los Estados Unidos desde al menos el 1º. de enero del 2010, que no tienen antecedentes penales significativos, y cumplen con otros requisitos. La orden ejecutiva también ampliaba la Acción Diferida para los llegados en la infancia del programa de Obama del 2012 (DACA), que beneficia a las personas indocumentadas que han vivido en los Estados Unidos desde la infancia. Estos programas fueron diseñados para sacar de la sombra a los inmigrantes indocumentados que tienen lazos significativos con los EE.UU., a falta de la acción del Congreso sobre la reforma migratoria. La decisión de hoy por la Corte Suprema mantiene esos programas detenidos.

¿Qué paso?
Poco después de que el Presidente Obama anunció la acción ejecutiva, una coalición de 26 Estados liderados por los republicanos, incluyendo Texas, presentó una demanda en el Distrito Sur de Texas para objetar los programas DAPA y la expansión del DACA tanto por motivos procesales como constitucionales.

El 16 de febrero del 2015, el juez Andrew S. Hanen emitió una orden en todo el país en contra de los programas DAPA y la expansión del DACA la cual quedaba pendiente de la conclusión del litigio (sentencia). La Administración de El gobierno de Obama desafió la orden judicial con una apelación ante la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de los Estados Unidos, la cual ratificó la medida cautelar en una decisión emitida el 9 de noviembre, 2015. El Tribunal Supremo acordó entonces oír la petición de la administración de Obama de manera expedita.

¿Qué significado tiene la decisión de hoy?
La Corte hoy manifestó una decisión de tan sólo una línea que dejará a muchos en un limbo continuo. En efecto, la inhabilidad de la Corte para llegar a un fallo definitivo significa que la decisión del Quinto Circuito es afirmada por una Corte dividida en partes iguales. Los jueces se dividieron 4-4 en el resultado del caso y decidieron no dar una decisión por escrito explicando sus puntos de vista. Sin una mayoría, la decisión del Tribunal Supremo no tiene un valor precedente y deja expuesto posibles retos en el futuro. Por ahora, la disputa procederá a nivel de los tribunales del distrito. Sin embargo, con la orden judicial detenida, estos padres y estudiantes atrapados en las sombras seguirán esperando un consuelo (o alivio). Teniendo en cuenta la decisión de hoy, es poco probable que los programas de DAPA o ampliación de DACA sean implementados antes del término del presidente Obama.

¿Qué opciones quedan?
Es importante recalcar que el programa DACA 2012 se mantiene inamovible, y aquellos que han recibido beneficios a través de este programa podrán continuar renovando sus permisos de trabajo. La administración del Presidente Obama mantiene su compromiso de ejercer discreción procesal de una forma consistente con sus prioridades, bajo la cual inmigrantes indocumentados que hayan vivido por mucho tiempo en los Estados y que no tengan antecedentes criminales significativos son clasificados de baja prioridad para deportación. Asimismo, abogados de inmigración y activistas continuarán presionando las tres ramas del gobierno para una más humana y estable solución que desafíe nuestro roto sistema migratorio y prevenga la separación de las familias inmigrantes.

Con un largo historial de éxito en situaciones migratorias difíciles y desafiantes, DMCA destaca por nuestro compromiso con la lucha y la búsqueda de soluciones y estrategias a corto y largo plazo a los complejos problemas de inmigración.